• Horarios: Lunes a Viernes - 07.30 - 13.00

Autor: Prensa Prensa

107 posts
El presidente de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, Fabián Gómez Lozano y el delegado municipal en la entidad, Juan Carlos Maldonado, recorrieron este jueves distintas obras que se realizan en el sistema cloacal de la ciudad.

En ese marco Gómez Lozano y Maldonado, acompañados por el titular de Aguas y Cloacas de la Cooperativa, Federico García, hicieron un diagnóstico de la situación del servicio en distintos puntos de Trelew y dialogaron sobre los diferentes proyectos que se llevarán adelante.

“Desde la Cooperativa seguimos con las obras de recambio cloacal de la ciudad, que es una infraestructura que se encuentra en condición de colapso pero que tenemos la posibilidad, con nuestra gente operativa y con las oficinas técnicas, de ponerla en valor”, dijo Gómez Lozano durante la recorrida, quien explicó que se “se trata de obras muy importantes, en algunos casos de magnitud y en otros de real complejidad para abordarlas” y en esa línea destacó “el caso puntual de una colectora de 300 que viene desde el este hacia la planta de bombeo Cambrin”.

El titular de la prestataria de Servicios Públicos resaltó “el aporte de cada uno de los socios, de cada una de las personas que viven en la ciudad” para llevar adelante este tipo de tareas ya que, recordó, “la Cooperativa no es otra cosa que una empresa que forma parte de la sociedad de Trelew desde hace ya 70 años”.

Por último, ponderó la presencia del delegado municipal y el interés del Poder Ejecutivo para trabajar en estas obras que, dijo, “son absolutamente necesarias para mantener la calidad de los servicios que, en el caso de las cloacas, están relacionados directamente con el bienestar de la salud pública lo que nos obliga a realizar nuestro mejor esfuerzo para sostenerlos”.

Con cuatro ejes principales, la Cooperativa Eléctrica de Trelew lleva adelante el Plan de Alumbrado 2019 para dotar de una mayor y mejor calidad lumínica a la ciudad, cuyo proceso ya está en marcha.

En ese marco, las tareas se desarrollan sobre los puntos denominados “Rotondas y Accesos”, “Luminarias Led en el microcentro”, “Reemplazo de luminarias de Sodio” y “Mantenimiento”, con un despliegue progresivo. El presidente de la prestataria de Servicios, Fabián Gómez Lozano, explicó al respecto que “ya iniciamos tareas en Rotondas y Accesos con la reposición de unas 20 columnas deterioradas y la totalidad de las luminarias en la rotonda Salvador Allende” mientras que ahora se iniciará “la tarea en el microcentro de la ciudad con la instalación de luminaria led”. “Ya hemos trabajado sobre las calles Rivadavia, Inmigrantes y Don Bosco. Y en este momento se lo hace sobre Fontana entre 9 de Julio e Inmigrantes”, agregó. El directivo reveló que “en los casos de los led estamos evaluando rendimientos de distintas marcas y esquemas de costos en la búsqueda de optimizar la calidad para luego diagramar un plan a futuro, con mayor profundidad en lo que hace a reemplazo de luminarias de mercurio, ya que en algunos sectores aún tenemos en funcionamiento luminarias tipo 535, que básicamente es antigua y de bajo rendimiento”. En la continuidad del programa, “el tercer frente es el reemplazo de luminarias de Sodio”, porque “hay barrios de la ciudad que tienen artefactos de muy bajo rendimiento y calidad, con muchos años de instalación”, dijo, por lo que “ahí ingresamos en el plan de 400 luminarias que va a atacar básicamente los barrios que tienen incompleto el alumbrado o la luminaria antigua”. “Eso se va a desarrollar con un plan de trabajo también semanal que tiene un desarrollo de acá a fin de año”, señaló. “El cuarto aspecto es el mantenimiento que seguiremos llevándolo adelante con la intensidad que haga falta para mantener las áreas a las que las inversiones les llegarán en el mediano plazo”, argumentó. Gómez Lozano ponderó “el esfuerzo que se hace desde la Cooperativa Eléctrica para llevar adelante inversiones en momentos de crisis como los que se viven, no solo en la provincia sino también en el país” y elogió “el profesionalismo y la predisposición de los equipos técnicos, los trabajadores y también el Consejo Directivo para optimizar recursos y seguir avanzando en la búsqueda de una mejor calidad de servicio para nuestros socios”.

Con cuatro ejes principales la Cooperativa Eléctrica de Trelew lleva adelante el Plan de Alumbrado 2019 para dotar de una mayor y mejor calidad lumínica a la ciudad, cuyo proceso ya está en marcha, según se informó ayer.

En ese marco, las tareas se desarrollan sobre los puntos denominados «Rotondas y Accesos», «Luminarias Led en el microcentro», «Reemplazo de luminarias de Sodio» y «Mantenimiento», con un despliegue progresivo.
El presidente de la prestataria, Fabián Gómez Lozano, explicó al respecto que «ya iniciamos tareas en Rotondas y Accesos con la reposición de unas 20 columnas deterioradas y la totalidad de las luminarias en la rotonda Salvador Allende», mientras que ahora se iniciará «la tarea en el microcentro de la ciudad con la instalación de luminaria led».
«Ya hemos trabajado sobre las calles Rivadavia, Inmigrantes y Don Bosco. Y en este momento se lo hace sobre Fontana, entre 9 de Julio e Inmigrantes», agregó.
El directivo reveló que «en los casos de los led estamos evaluando rendimientos de distintas marcas y esquemas de costos en la búsqueda de optimizar la calidad para luego diagramar un plan a futuro, con mayor profundidad en lo que hace a reemplazo de luminarias de mercurio, ya que en algunos sectores aún tenemos en funcionamiento luminarias tipo 535, que básicamente es antigua y de bajo rendimiento».
En la continuidad del programa, «el tercer frente es el reemplazo de luminarias de sodio», porque «hay barrios de la ciudad que tienen artefactos de muy bajo rendimiento y calidad, con muchos años de instalación», dijo, por lo que «ahí ingresamos en el plan de 400 luminarias que va a atacar básicamente los barrios que tienen incompleto el alumbrado o la luminaria antigua».
«Eso se va a desarrollar con un plan de trabajo también semanal que tiene un desarrollo de acá a fin de año», señaló.
«El cuarto aspecto es el mantenimiento que seguiremos llevándolo adelante con la intensidad que haga falta para mantener las áreas a las que las inversiones les llegarán en el mediano plazo», argumentó.

Con una inversión de más de 4 millones de pesos, la Cooperativa Eléctrica de Trelew comenzó a desarrollar el Plan de Alumbrado 2019 que busca dotar de una mayor y mejor calidad lumínica a la ciudad.

“Básicamente el objetivo del plan tiene dos aspectos: mejorar la calidad del sistema de alumbrado y, en esa línea, dotarlo de mayor eficiencia”, explicó el titular de la prestataria de servicios, Fabián Gómez Lozano, quien destacó “el esfuerzo que significa esta inversión, la que se afronta con recursos propios” en el marco de la crisis generalizada que azota al país.
El directivo señaló que “se reemplazarán las luminarias de menor rendimiento, lo que en algunos casos significará la reposición de luminarias de mercurio por sodio o, también, de sodio por led”.
“La intención es que el plan, en su totalidad, esté finalizado para diciembre de este año”, explicó.

Los 4 ejes del Plan 2019

Explicó Gómez Lozano: “El Plan  2019 consta de 4 ejes que serán desarrollados en etapas. El primero comienza con las Rotondas y Accesos, allí iniciamos las tareas en la rotonda Salvador Allende, con la reposición de unas 20 columnas deterioradas y la totalidad de las luminarias. Un segundo eje consiste en la instalación de luminarias LED en el microcentro de la ciudad. Un tercer eje de este plan 2019 será el reemplazo de luminarias de sodio en diversos barrios donde el alumbrado se encuentra con deterioro. Y el último aspecto tiene que ver con el Mantenimiento de las áreas donde este año las inversiones serán menores”  y agregó: “Así se dotará a la ciudad de un nivel de iluminación que permita mayor calidad y también seguridad”, finalizó Gómez Lozano.

Mediante trabajos que llevaron adelante los equipos técnicos de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, un importante sector de la zona oeste de la ciudad se verá beneficiado con un mayor caudal de agua en esta temporada estival, tal como los propios vecinos reclamaban.

El propio presidente de la Cooperativa Eléctrica, Fabián Gómez Lozano, supervisó durante esta semana las tareas que se realizaron. «Lo que hicimos fue empalmar una cañería de agua que corre por la calle Cholila», explicó Gómez Lozano. «Con este empalme, que es de la calle Gaiman a la altura del 4.400 a la calle Cholila, se va a poder regularizar la situación de falta de agua que había en ese sector de la ciudad», agregó.

«En esta etapa del año recibíamos muchos reclamos por la falta de agua en el sector pero ahora creemos que este trabajo la dará solución, especialmente en la calle Gaiman desde el 4.200 al 4.400», dijo.

«Tendrán mayor disponibilidad de agua», finalizó. Los trabajos que llevó adelante personal de Aguas y Cloacas de la Cooperativa Eléctrica benefician al barrio INTA y también al barrio Moreira.

Ante la problemática que generan las instalaciones irregulares en la ciudad, la Cooperativa Eléctrica de Trelew advirtió en un comunicado sobre los perjuicios que ocasiona sobre sus vecinos más cercanos en particular y sobre el conjunto de la ciudad en general.

El episodio que se suscitó en el barrio Comercio, que ayer se encontró durante varias horas casi en su totalidad sin suministro de energía, se enmarca en ese tipo de situaciones: una instalación irregular que el dueño del inmueble no denunció a las autoridades oportunamente provoca que toda la zona se vea afectada.

En este caso, que tiene réplicas en distintos sectores de la ciudad, se construyó una ampliación –sin la debida autorización- por sobre la traza del tendido municipal, con lo que para darle solución se debe correr esa línea, lo que demanda un costo aproximado de $ 10 millones, un costo que finalmente termina pagando el resto de los asociados a la entidad.

Los equipos técnicos de la Cooperativa Eléctrica de Trelew se encuentran trabajando para darle solución a este problema puntual, pero desde la entidad se solicita a los vecinos responsabilidad frente a este tipo de situaciones que, como este ejemplo lo muestra claramente, generan altísimos costos además de los citados inconvenientes en el suministro de energía.

Declarar la construcción de ampliaciones en los inmuebles resulta necesario para evitar estas situaciones engorrosas que, además, demandan inversiones a veces millonarias para darles solución.

En diálogo con Jornada, el gerente de Energía de la prestaría, Alfredo Montes, explicó que el barrio Comercio tiene un viejo problema.

“Tiene 45 años y cuando fue edificado, todas las instalaciones de acceso a los medidores estaban hechas con cables subterráneos. El barrio tiene partes irregulares y hacia la línea municipal algunas casas tiene 6, 7 u 8 metros. La gente invadió, un 60% de los vecinos invadieron. En los lugares que eran públicos hasta la línea municipal cerraron con reja, pusieron parque, quincho y toda esa instalación quedó bajo tierra. No está permitido”.

Montes refirió que “en septiembre del año pasado le mandé una nota al Organismo Regulador. Las instalaciones están severamente dañadas. La línea municipal la avasallaron, construyeron por sobre la línea municipal. Y ahora la idea es cambiar la línea municipal. El tema es qué hacemos. No vamos a hacer una inversión de 10 millones sin regularizar el tema de la línea municipal”.

Sobre el episodio, informó: “Reventaron dos subterráneos del transformador que sale de Marconi y Cambrin y ahora hay que hacer instalaciones aéreas. Afectó a gran parte de barrio Comercio, más de 40 usuarios. Encontraremos la vuelta para un provisorio. Pero este problema que apareció en un sector se va a generalizar”.

Como parte de los trabajos para renovar cañerías cuya vida útil se extinguió, equipos de Aguas y Cloacas de la Cooperativa Eléctrica de Trelew llevaron adelante con éxito el reemplazo de un tramo importante en el barrio Juan Manuel de Rosas.

Según explicó Federico García, responsable de Aguas y Cloacas de la Cooperativa, «fue reemplazado un tramo antiguo de cañería de asbesto cemento que estaba muy deteriorado». Y agregó que «se colocó una cañería de 160 mm de PVC en el sistema cloacal».
El trabajo se realizó sobre la calle Rivadavia, entre Cangallo y Mermoz. García señaló que «ese tramo deteriorado perjudicaba mucho en el barrio Juan Manuel de Rosas» porque «le  generaba muchos inconvenientes a más de 40 familias de dos manzanas distintas, ya que en sus viviendas los líquidos cloacales no bajaban y no podían utilizar los medios de aseo comunes».
«Concluido con éxito el trabajo, esto genera una mejora sustantiva en la calidad de vida de los vecinos de la zona», agregó.
Federico García explicó también que el trabajo «forma parte de la tarea integral de renovaciones que se ha propuesto la empresa para reemplazar las cañerías de asbesto cemento que tiene la ciudad por otras de PVC».

En el marco de los trabajos para renovar cañerías cuya vida útil se extinguió, equipos de Aguas y Cloacas de la Cooperativa Eléctrica de Trelew llevaron adelante con éxito el reemplazo de un tramo importante en el barrio Juan Manuel de Rosas.

Según explicó Federico García, responsable de Aguas y Cloacas de la Cooperativa, “fue reemplazado un tramo antiguo de cañería de asbesto cemento que estaba muy deteriorado”.

“Se colocó una cañería de 160 mm de PVC en el sistema cloacal”, agregó.

El trabajo se realizó sobre la calle Rivadavia, entre Cangallo y Mermoz.

García señaló que “ese tramo deteriorado perjudicaba mucho en el barrio Juan Manuel de Rosas” porque “le generaba muchos inconvenientes a más de 40 familias de dos manzanas distintas, ya que en sus viviendas los líquidos cloacales no bajaban y no podían utilizar los medios de aseo comunes”.

“Concluido con éxito el trabajo, esto genera una mejora sustantiva en la calidad de vida de los vecinos de la zona”, agregó.

Federico García explicó también que el trabajo “forma parte de la tarea integral de renovaciones que se ha propuesto la empresa para reemplazar las cañerías de asbesto cemento que tiene la ciudad por otras de PVC”.

Lo dijo el gerente de la empresa de servicios públicos, Federico García. “Hay siete kilómetros de cloacas que deben ser remplazados”, insistió, debido a cañerías que en gran parte casi desaparecieron por el daño químico. Si el trabajo se iniciara hoy a razón de tres cuadras por mes, se tardarían 18 años.

El gerente del área de Aguas y Cloacas de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, ingeniero Federico García, advirtió que “hay 7 kilómetros de cañerías que deben reemplazarse en forma perentoria” porque “tienen grandes averías y fueron construidas con un material cuya vida útil expiró”.Trelew tiene 340 kilómetros de cañerías de cloacas de varios diámetros. “Tenemos documentado un 20% de asbesto cemento que debe ser renovado porque los gases propios de los líquidos cloacales tuvieron una reacción química con la parte superior del caño y lo deterioró de forma notable. Tal es Esa parte desapareció y es por ahí donde ingresa la tierra que termina en las plantas de bombeo cloacal”. “Es como si tuviéramos de acá a Comodoro Rivadavia una extensión de red cloacal. Son 70 kilómetros de cañería de asbesto cemento de los que tenemos registrados 7 kilómetros rotos”, graficó.Según el parte de prensa de la empresa, Trelew está dentro de las 60 localidades en el país con más de 45 mil habitantes. “Su cualidad es su altísimo nivel de cobertura de agua potable, del 98%, y cloacas, del 94% de la población dentro del ejido urbano”. Significa que “la ciudad tiene un alto nivel de calidad en los servicios básicos esenciales,  primera barrera a cualquier problema sanitario, sobre todo con la transmisión de enfermedades a través del agua”.

“El agua que la empresa suministra a la comunidad es de una altísima calidad”, dijo. “Está reglada por el Código Alimentario y por exigentes normas de calidad establecidas en el contrato de concesión. La ciudad cuenta con 37.700 unidades abastecidas con agua y cloaca, y eso nos exige un estado de atención de 6 a 24”.
La empresa “tiene un sistema de guardias rotativas las 24 horas, guardia de reclamos, donde en cualquier momento del día se toma nota de las demandas del usuario en cualquiera de los dos servicios”.

En esa línea insistió con que “el servicio más delicado que tenemos es el de cloacas”, que viene de la mano del aumento poblacional que hubo en los 60. “Teníamos 12 mil habitantes, en la década del 70 pasó a 24 mil y desde allí al 90 prácticamente se triplicó. En esos períodos se usaron materiales para construir la red cloacal que eran de asbesto cemento. Después de más de 40 años este tipo de cañerías comenzó un proceso de degradación muy rápido que nos trae muchas dificultades para mantener el sistema operativo en condiciones normales”.

El gerente reveló que “tenemos un registro constante de reclamos, aunque se incrementó de un año a otro, de 14 mil reclamos en cloacas y unos 4 mil reclamos en agua. Entre ambos sistemas tenemos 18 mil usuarios que en algún momento del año han tenido algún reclamo en nuestra empresa” lo que significa que “uno de cada dos usuarios ha tenido que hacernos intervenir a nosotros para solucionar un problema”.

Respecto al trabajo en su sector, explicó que “la Cooperativa tiene camiones desobstructores y equipos de caña, de mañana y tarde, que atienden los reclamos de problemas de obstrucciones domiciliarias. Entre 6.500 y 7.000 reclamos anuales tienen que ver con ese tipo de problemas. Y otro tanto está relacionado a las obstrucciones en la cañería que va por el centro de la calle. Estas últimas, que son de una mayor magnitud, las tratamos con los equipos desobstructores, a lo que se sumó el año pasado la adquisición de un equipo Fiat que nos permite hacer limpiezas sostenidas de las colectoras cloacales para que puedan circular con mayor velocidad los líquidos hacia las dos plantas de bombeo de Cambrin y Belgrano y Carrasco y Moreno, que es la principal ya que envía los líquidos a las lagunas facultativas que están al este de la ciudad”.

“Los reclamos son más acentuados en invierno en cloacas, donde llegamos a tener hasta 1.700 reclamos mensuales. Y en verano es a la inversa, llegamos a tener casi 400 reclamos de agua”, agregó. “Estamos muy preocupados por el sistema cloacal porque estamos interviniendo con mayor asiduidad”.
“La inversión en el recambio de estas cañerías es de una magnitud tal que si renováramos todos los meses tres cuadras tardaríamos 18 años en reemplazar todas las cañerías de asbesto cemento”, graficó.
La empresa plantea que “independientemente de los actores que estén en la Cooperativa, debe ser una cuestión de Estado, de prioridad”.
En el sistema de agua, “tenemos dos turnos de 7 a 14 y de 13 a 20, rotativos. El que trabaja una semana a la tarde, a la siguiente lo hace a la mañana. Entonces el personal puede acceder a las oficinas públicas a hacer su reclamo”.

“El equipo operativo tiene equipo retroexcavador, atmosféricos, aguateros, maquinas demoledoras de pavimento, y tenemos un grupo que atiende las reparaciones. Las conexiones nuevas, con la sobredemanda que tenemos, prácticamente las dejamos relegadas porque nuestra urgencia diaria no nos permite hacerlo. Abrimos un registro de empresas constructoras que puedan atender los 55 reclamos de conexiones nuevas al sistema de aguas y cloacas”.
García consideró que “con los porcentajes de cobertura que tiene la Cooperativa en agua y cloaca, se han disminuido sensiblemente las enfermedades que tengan que ver con transmisiones por contaminación de agua, que es el principal requerimiento que tienen las ciudades modernas. Tenemos la ventaja de tener un río cerca. Nosotros tomamos el producto de ahí, lo elaboramos con los estándares exigidos por la Organización Mundial de la Salud”.

“Estamos terminando la separación de las plantas de líquidos cloacales, porque la planta de Cambrin bombea líquido a la de Carrasco y esta a su vez bombea hacia las lagunas facultativas”.

“Estamos ejecutando una obra, financiada por el Instituto Provincial de la Vivienda, para separarlas para que cada una trabaje en forma independiente de la otra. Es para tener un reaseguro en caso de necesitar un mantenimiento preventivo, o correctivo, en alguna de ellas”, contó.

En cuanto al sistema de agua potable, Trelew cuenta con tanques elevados y cisternas en puntos estratégicos. “Nos permiten tener controlado el abastecimiento de agua potable. Solemos tener picos de sobredemanda. Por riegos no controlados en la zona sur de la ciudad y por el uso intensivo de las piletas tipo Pelopincho que nos sobredemanda a prácticamente tres veces la cantidad de agua que requiere la ciudad. Produce que en algunos sectores de la ciudad, por ejemplo barrio Inta, las calles Dolavon, Cholila, Gaiman, Paso de Indios entre la numeración 4.100 al 4.400 tengamos un déficit de cantidad en el sector pero en los sectores adyacentes hay lo suficiente para atender la demanda de las piletas”.

“Estamos abasteciendo con camiones, propios y tercerizados, a ese sector. También hemos aumentado el nivel de presión del acueducto que viene del Parque Industrial mejorando durante la noche, en algunos períodos, la disponibilidad. Y el área técnica de la Cooperativa diseña un acueducto que será un gran refuerzo para ese sector”.

El gerente del área de Aguas y Cloacas de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, ingeniero Federico García, advirtió que «hay 7 kilómetros de cañerías que deben reemplazarse en forma perentoria» porque «tienen grandes averías y fueron construidas con un material cuya vida útil expiró».

García explicó que «Trelew tiene, aproximadamente, 340 kilómetros de cañerías de cloacas, de varios diámetros» de los cuales «tenemos documentado un 20 por ciento de asbesto cemento que debe ser renovado porque los gases propios de los líquidos cloacales han tenido una reacción química con la parte superior del caño y lo ha deteriorado de forma notable. Tal es así que esa parte ha desaparecido y es por ahí donde ingresa la tierra que termina en las plantas de bombeo cloacal».
García además dijo que «Trelew tiene aproximadamente 107 mil habitantes. Está dentro de las 60 localidades que en Argentina tienen más de 45 mil y tiene una cualidad respecto de la mayoría que es su altísimo nivel de cobertura de agua potable, de alrededor del 98%, lo que ocurre también con cloacas, que es del 94% de la población dentro del ejido urbano».
«El agua que la empresa suministra a la comunidad es de una altísima calidad», dijo, ya que «está reglada por el código alimentario y también por exigentes normas de calidad establecidas en el contrato de concesión. La ciudad, desde el punto de vista de los usuarios, cuenta con 37.700 unidades que son abastecidas tanto de agua como de cloacas, y eso nos exige un estado de atención desde 6 de la mañana hasta las 12 de la noche», para lo cual «la empresa tiene un sistema de guardias rotativas las 24 horas, guardia de reclamos, donde en cualquier momento del día se toma nota de las demandas del usuario en cualquiera de los dos servicios».

ATENCIÓN DE RECLAMOS
El gerente de Aguas y Cloacas de la Cooperativa reveló que «tenemos un registro bastante constante de reclamos, aunque se ha incrementado de un año a otro, de 14 mil reclamos en el sector de cloacas y unos 4 mil reclamos en el sector de agua. Entre ambos sistemas tenemos unos 18 mil usuarios que en algún momento del año han tenido algún reclamo en nuestra empresa», lo que significa que «uno de cada dos usuarios ha tenido que hacernos intervenir a nosotros para solucionar un problema».
Respecto al trabajo en su sector, explicó que «la Cooperativa tiene camiones desobstructores y equipos de caña, tanto a la mañana como a la tarde, que van atendiendo los reclamos de problemas de obstrucciones domiciliarias. Entre 6.500 y 7.000 reclamos anuales tienen que ver con ese tipo de problemas. Y otro tanto está relacionado a las obstrucciones en la cañería que va por el centro de la calle. Estas últimas, que son de una mayor magnitud, las tratamos con los equipos desobstructores con los que cuenta la empresa, a lo que se sumó el año pasado la adquisición de un equipo Fiat que nos permite hacer limpiezas sostenidas de las colectoras cloacales para que puedan circular con mayor velocidad los líquidos hacia las dos plantas de bombeo que tenemos, una ubicada en la calle Cambrin y Belgrano y la otra en Carrasco y Moreno, que es la principal ya que envía los líquidos a las lagunas facultativas que están al este de la ciudad».
«Los reclamos son más acentuados en invierno en cloacas, donde llegamos a tener hasta 1.700 reclamos mensuales. Y en verano es a la inversa, llegamos a tener casi 400 reclamos de agua», agregó.

ENORME INVERSIÓN
García advirtió que «estamos muy preocupados por el sistema cloacal» porque «estamos interviniendo con mayor asiduidad».
«La inversión que hay que hacer en el recambio de estas cañerías es de una magnitud tal que si nosotros renováramos todos los meses tres cuadras tardaríamos 18 años en reemplazar la totalidad de las cañerías de asbesto cemento», graficó, agregando que «por eso lo que la empresa plantea es que, independientemente de los actores que estén en la Cooperativa, debe ser una cuestión de Estado, de prioridad».
«En cuanto al sistema de agua, tenemos dos turnos de 7 a 14 horas y de 13 horas a 20, rotativos. El que trabaja una semana a la tarde, a la siguiente lo hace a la mañana. Entonces el personal puede acceder a las oficinas públicas a hacer su reclamo», dijo, y explicó que «el equipo operativo cuenta con equipo retroescabador, atmosféricos, aguateros, máquinas demoledoras de pavimento, y tenemos un grupo que hoy atiende -en líneas generales- las reparaciones. Las conexiones nuevas, con la sobredemanda que tenemos, prácticamente las hemos dejado relegadas porque nuestra urgencia diaria no nos permite hacerlo. Es por eso que hemos abierto un registro de empresas constructoras que puedan atender los 55 reclamos de conexiones nuevas al sistema de aguas y cloacas».